Áreas Jurídicas

Ley de Segunda Oportunidad

¿Qué es?

Se trata de un mecanismo orientado tanto a particulares como a autónomos que se encuentran en una situación económica que les impide atender normalmente sus deudas y les ofrece la posibilidad de reordenarlas pudiendo llegar a pagarlas en 10 años sin intereses, incluso estableciendo quitas en dichas deudas. Además, este mecanismo permite liberarse de todas las dudas en caso de que los acreedores no acepten el plan de pagos propuesto por el deudor.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de este mecanismo es muy simple. Consiste en primer lugar, en el diseño de un plan de pagos de la deuda que ha de proponerse a los acreedores. Este plan se elabora teniendo en cuenta los ingresos y gastos habituales del deudor. De esta forma se elabora una propuesta que puede consistir en un calendario de pagos de hasta 10 años sin intereses e incluso puede suponer una quita de una parte de la deuda.

Este plan de pagos se presenta a los acreedores que tienen la opción de aceptarlo, en cuyo caso el problema ya está resuelto, o rechazarlo. En este último caso el asunto se traslada al juzgado y, si se cumplen los requisitos, el juez liberará al deudor de sus deudas.

Beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad

La aplicación de la Ley de Segunda Oportunidad ofrece una serie de beneficios al deudor toda vez que permite reordenar las deudas e incluso eliminarlas. Por lo tanto:

  • El Deudor desaparecerá de los listados de morosidad.
  • Podrá llegar a fin de mes.
  • Podrá volver a financiarse.
  • Podrá tener ahorros en su cuenta bancaria.

En definitiva: podrá llevar una vida normal.

Requisitos

  1. Debe tratarse de un deudor de buena fe.
  2. Las deudas no deben superar los 5 millones de euros.
  3. El deudor no debe haber sido condenado por determinados delitos económicos.
  4. Otros requisitos de carácter “técnico”.

Casos Reales

    Proyecto Subvencionado por el Kit Digital